El Taller

Con mis manos, rozando la madera, palpando sus formas, sintiendo su olor. Así trabajo en el taller. A veces hay que reparar daños que el tiempo y el uso han dejado en los muebles, casi siempre se hace con pasta de madera y con las manos desnudas para sentir las arrugas del mueble.

Lija suave, base de imprimación, pinceladas, color, barniz, cera…El proceso lleva su tiempo, pero el resultado es único.

Leonor, mi perra enorme, siempre me acompaña echada a mi lado pendiente de todo. Y a veces pasando en medio entre el mueble y yo…¡más de una vez se ha pintado!

El taller soy yo y mi creatividad.